TOKIO.- Un nuevo escándalo de pedofilia sacude al mundo y esta vez tiene como protagonista a una religiosa de origen japonés quien fue arrestada en Argentina.

Se trata de KUMIKO KOSAKA acusada de ayudar y encubrir a los sacerdotes que abusaron sexualmente de los niños sordos que tenían a su cuidado en el Instituto Provolo de Mendoza.

Según Sankei Shimbun, durante la audiencia penal, la religiosa de 42 años de edad proclamó su inocencia mientras que la NHK reporta que ella ha manifestado en todo momento que desconocía los abusos.

De otro lado, la prensa argentina califica a la nipona como “el demonio con cara de mujer” detrás de las violaciones.

“Tenía la misión de seleccionar a los niños más sumisos y entregarlos como presas a los curas”, reportan.

Luego de brindar su testimonio fue enviada a la unidad penitenciaria de Agua de las Avispas donde tendrá custodia permanente.

Se encuentra acusada de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores.

“Yo no les creo a las víctimas porque en Mendoza hay un boom de denuncias a monjas y sacerdotes, es una moda”, indicó en la audiencia.

Su defensa ha solicitado el beneficio de prisión domiciliaria porque teme por su integridad ante el peligro que otras internas puedan hacerle daño.

EL DATO
Kumiko nació en Japón. Emigró a la Argentina en 1977 junto con el resto de su familia. En el 2000 adquirió los hábitos en la Congregación de Hijas de María Santísima del Huerto. Empezó a laborar en el Instituto Provolo de Mendoza en 2007.

Noticias Nippon © 2017

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.