TOKIO.- Fue acusado de asesinar a un conocido en la ciudad de Matsubase en Kumamoto pero siempre proclamó su inocencia. 

En 1986 fue condenado a 13 años de prisión, sentencia que ratificó la Corte Suprema. Purgó la totalidad de la pena. 

Se trata Miyata Koki quien recobró la libertad en 1999 y pidió la revisión de su caso. Dos décadas después se confirmó su inocencia.

Hoy tiene 85 años de edad, padece de demencia producto de un ataque cerebral que sufrió tras ser liberado.

Su defensa presentará una demanda contra el Estado para exigir una reparación civil.

EL DATO

El juez que revisó el caso argumentó que no existe prueba material que confirme la participación de Miyata en el asesinato.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.