TOKIO.- La Fiscalía dio a conocer que no apearán la decisión de la Corte Superior que revocó la pena de muerte de un extranjero acusado de robo y asesinato.

Se trata del peruano Vayron Jonathan Nakada Ludeña (34) quien había sido condenado a la pena capital (shikei) por la Corte del Distrito de Saitama.

El pasado 5 de diciembre, la segunda instancia judicial dejó sin efecto la condena argumentando que el acusado no es imputable de sus delitos porque padece de esquizofrenia.

En rueda de prensa el fiscal adjunto Kukimoto Shin sostuvo que estaban evaluando la posibilidad de apelar a la sentencia por respeto a los familiares de las víctimas pero no encontraron una base legal para hacerlo.

“Llegamos a la conclusión que teníamos que renunciar a la apelación”, expresó.

En septiembre de 2015, Nadada Ludeña asesinó a seis personas, incluidas dos niñas, en la ciudad de Saitama. Cuando fue descubierto trató de suicidarse arrojándose desde el segundo piso de la vivienda de las últimas víctimas.

EL DATO

La defensa de Nakada Ludeña si apeló a la sentencia de la Corte Superior argumentando que su patrocinado es mentalmente incompetente y no puede ser responsable de sus actos. Solicitan la exoneración de los cargos y su libertad.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.