TOKIO.- El Gobierno del Japón apelará a una ley vigente desde hace casi cinco décadas para hacer frente a las compras de pánico y el acaparamiento especulativo de las cubrebocas en el archipiélago nipón.

Se trata del artículo 26 de la

Kokumin Seikatsu Antei Kinkyūsochi Hō (Ley de Medidas de Emergencia para Estabilizar las Condiciones de Vida de la Población) que establece que el Gabinete puede intervenir si se diera el caso donde “exista una escasez significativa de suministros de las necesidades diarias y es extremadamente difícil restablecer el equilibrio de la oferta y la demanda durante un período considerable de tiempo”.

En la víspera, el primer ministro Abe Shinzo, anunció que prohibirá la reventa de mascarillas y sancionará con todo el peso de la ley a quienes lo hagan.

Amparado en esa legislación, los revendedores podrían ser condenados hasta cinco años de cárcel o el pago de una multa de hasta 3 millones de yenes.

Se prevé que la próxima semana el Gobierno emitirá la ordenanza respectiva para que entre en vigor las penalidades a los revendedores.

EL DATO

El Ministerio de Economía ya solicitó a los administradores de páginas de subastas en internet que retiren todo aviso de reventa de cubrebocas, papel higiénico y otros productos que escasean por las compras de pánico generadas por el brote del nuevo coronavirus.

 

 

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.