TOKIO.- El Gabinete Ministerial aprobó una revisión a la Ley de Medidas de Emergencia para la Estabilización de la Vida de las Personas que sancionará la reventa.

Ahora sancionarán con pena de cárcel de hasta un máximo de un año o una multa de hasta un millón de yenes a quienes revendan a precios exhorbitantes las cubrebocas en internet.

En rueda de prensa, el ministro de Economía, Comercio e Industria, Kajiyama Hiroshi, anunció que aumentarán la capacidad de producción para satisfacer la sobre demanda generada por el nuevo coronavirus.

EL DATO

La medida entrará en vigor desde el domingo 15 de marzo.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.