TOKIO.- La gobernadora Koike Yuriko dio a conocer que pueden ser necesarias medidas estrictas para contener la propagación del nuevo coronavirus en la capital nipona.

En rueda de prensa alertó que existe el peligro que se formen grupos de infección que propaguen el virus sin que las personas se percaten.

“Podríamos vernos obligados a dar un paso enérgico como un cierre de la ciudad, dependiendo del desarrollo en los próximos días. Pero debemos evitarlo a toda costa”, dijo.

 Koike enfatizó que las próximas tres semanas serán cruciales para determinar si las infecciones con el COVID-19 pueden ser controladas.

Instó a los tokiotas evitar concurrir a lugares cerrados con poca circulación de aire a donde acude gran número de personas.

Entre las nuevas recomendaciones se encuentran solicitar a los organizadores que continúen absteniéndose de realizar grandes eventos hasta el 12 de abril.

“Estamos pidiendo su cooperación para salvar la vida de las personas evitando el crecimiento explosivo en pacientes con el nuevo coronavirus”, dijo.

Del mismo modo, expresó su preocupación por la oleada de nuevos casos en Tokio desde mediados de marzo señalando que se ha llegado a confirmar más de una decena de casos diarios.

“Es posible que se presenten más casos donde es imposible identificar las rutas de transmisión (…) Es preocupante que los jóvenes estén transmitiendo el virus a otros sin darse cuenta, ya que son asintomáticos, incluso si están infectados (“…) pueden infectar a los ancianos y aquellas personas con condiciones médicas subyacentes “, dijo. 

Instó a los habitantes de Tokio a evitar lugares cerrados con poca circulación de aire donde grandes multitudes se reúnen y conversan en las proximidades durante las próximas tres semanas.

EL DATO

El panel de profesionales que la acompañaron considera que los nuevos contagios se realizan en grupos formados entre los residentes que han retornado  luego de realizar viajes al extranjero.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.