TOKIO.- La mayoría personas que arriban del extranjero al aeropuerto de Narita deben someterse a una prueba rápida (PCR) para descartar que se encuentran infectados con el nuevo coronavirus. 

Como se recuerda, los visitantes procedentes de 73 países y regiones, incluidos los ciudadanos japoneses, se encuentra obligados a someterse a la prueba de descarte. 

Se encuentran prohibidos de abandonar el terminal hasta que obtengan los resultados que pueden tardar un máximo de dos días. 

Otros visitantes precisan pasar una cuarentena de 14 días antes que se les autorice ingresar al país pero no podrán hacer uso de transporte público.

Para que su espera sea grata se han habilitado camas de cartón del tamaño de un tatami (1.8 metros de largo y 900 centímetros de ancho) en dos áreas diferentes, una para varones y otro para mujeres.

EL DATO

Las camas de cartón, que se encuentran destinadas a situaciones de emergencias como terremotos o tifones, se ofrecen desde la noche del pasado miércoles.

 © Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.