TOKIO.- Un inusual panorama caracterizó a la principal estación de trenes de la capital nipona en el primer día de las vacaciones del Golden Week.

A diferencia de otros años cuando miles de usuarios de todas las edades acudían a la estación de Tokio para abordar los trenes bala y expresos que los trasladarían a diferentes puntos del archipiélago, esta vez las instalaciones lucían vacías.

¿La razón? Los temores de la pandemia del nuevo coronavirus y la invocación de las autoridades para que este año permanezcan en casa y eviten las salidas no esenciales para combatir el contagio.

Según la Japan Railway (JR), en la mayoría de los shinkansen (trenes bala) solo se vendieron el 10% de los boletos.

EMERGENCIA NACIONAL

Desde el pasado 8 de abril se encuentra vigente el KINKYUJITAISENGEN (estado de emergencia nacional) por el COVID-19 en Japón.

Sin embargo, de acuerdo a  la legislación nipona, las declaraciones de emergencia se basan principalmente en solicitudes e instrucciones y no son órdenes.

Por ello, las autoridades solo pueden «solicitar autocontrol» a los residentes y recomendarles que permanezcan en sus hogares porque pueden continuar desarrollando actividades que sean necesarias para mantener su vida.

El estado solo puede seguir apelando a la persuasión moral algo que es incomprensible para los estados occidentales.

EL DATO

El KINKYUJITAISENGEN tendrá vigencia hasta el 6 de mayo.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.