TOKIO.- Japón planea castigar a los extranjeros que se niegan a abandonar el país tras haber recibido la orden de deportación.

Según la prensa local, un panel de expertos ha elaborado un proyecto de modificación de la Ley de Inmigraciones y Reconocimiento de Refugiados con el objetivo de poner fin a la problemática de las detenciones prolongadas de extranjeros en Japón.

La propuesta surge para cubrir el vacío legal existente ante el creciente número de extranjeros que se niegan acatar la orden de expulsión y permanecen por largo tiempo en los centros de detención de inmigraciones.

Los expertos recomiendan imponer sanciones y obligar a abandonar el país a los extranjeros que recibieron la orden de deportación por permanencia ilegal.

Según el Ministerio de Justicia en 2019 habían unos 942 extranjeros en centros de detención. De esa cifra, unos 649 se negaban a abandonar Japón y retornar a sus países de origen.

EL DATO

El proyecto será propuesto al Ministerio de Justicia en julio próximo.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.