TOKIO.- La Corte Suprema de Chile decretó el arresto domiciliario a uno de sus connacionales sospechoso de la desaparición de su expareja de nacionalidad japonesa.

Se trata de Nicolás Zepeda, único imputado por el presunto homicidio de Kurosaki Narumi ocurrido en Francia y cuyas autoridades obtuvieron su extradición.

En audiencia realizada el viernes, el ministro instructor Jorge Dahm, decretó la medida para que pueda realizar una cuarentena de 14 días como medida sanitaria previa a su viaje al viejo continente.

“A fin de asegurar la entrega del inculpado es que se dispone la medida cautelar de arresto domiciliario total (…) Además deberá hacer entrega de su pasaporte a la Policía de Investigaciones para asegurar los trámites de la extradición”, señaló.

De esta manera, el magistrado dejó sin efecto las medidas cautelares de arraigo Nacional y firma semanal dictada en abril pasado atrás cuando se aprobó el pedido de extradición al considerar que existen antecedentes con fundamento serio, cierto y grave.

La estudiante Kurosaki Narumi fue vista con vida por última vez el año 2016 en la ciudad francesa de Besançon.

Tras 34 meses de investigación, la fiscalía francesa concluyó que el chileno la asfixió y asesinó  y por ello lo acusa de “homicidio voluntario con premeditación”. Solicita la pena de cadena perpetua.

El cuerpo de la japonesa no ha sido encontrado.

EL DATO

Nicolás Zepeda será entregado a las autoridades francesas el próximo 23 de julio.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.