TOKIO.- El primer ministro Shinzo Abe comprometió la ayuda gubernamental para los damnificados de las torrenciales lluvias que azotan la región de Kyūshu.

El mandatario anunció que ha dado instrucciones a un grupo de trabajo para que aceleren las gestiones destinadas a declarar la zona como “desastre extraordinario” lo cual permitirá a las víctimas recibir un apoyo especial para reconstruir sus vidas.

“Muchos distritos en las áreas afectadas han quedado aislados por inundaciones y deslizamientos de tierra.  Es prioridad rescatar y apoyar a los sobrevivientes y para buscar a los desaparecidos”, dijo.

Abe anunció que ha ordenado incrementar hasta 80 mil el contingente de las Fuerzas de Autodefensa del Japón, policía y rescatistas que desarrollan una misión de ayuda por desastre en Kyūshu.

EL DATO

Hasta el momento se han confirmado 50 muertes y decenas de desaparecidos por el temporal registrado al suroeste del archipiélago nipón.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.