TOKIO.- El primer ministro Abe Shinzō anunció una presupuesto extraordinario para la reconstrucción de las regiones destruidas por las torrenciales lluvias.

Durante su visita a la sureña región de Kyūshu, el mandatario aseguró que destinarán unos 400.000 millones de yenes.

En Kumamoto visitó el albergue de ancianos Senjuen donde catorce de sus residentes fallecieron atrapados por la inundación provocada tras el desborde del rio Kuma.

Acompañado del gobernador Kabashima Ikuo y el alcalde Matsutani Koichi elevaron una plegaria por el descanso de las víctimas.

Luego se trasladó al refugio temporal donde conversó con los damnificados y les prometió la ayuda gubernamental.

EL DATO

Las torrenciales lluvias que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra cobraron la vida de al menos 72 personas.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.