TOKIO.- El principal sospechoso de la desaparición de una estudiante japonesa en Francia ya se encuentra con detención preventiva.

Se trata del chileno Nicolás Zepeda (29) a quien un tribunal francés lo inculpó por el asesinato de la nipona Kurosaki Narumi (21) ocurrido en la ciudad de Besançon en 2016.

En marzo pasado, la justicia francesa solicitó a la Corte Suprema de Chile la extradición del economista sindicándolo como el único sospechoso de la desaparición de su exnovia.

Kurosaki desapareció el 6 de diciembre de 2016 en una residencia universitaria en Besançon y su cuerpo no podido ser encontrado.

Zepeda quien fue la última persona que tuvo contacto con la nipona se encuentra acusado de “asesinato doloso cometido con premeditación” tras viajar a Francia especialmente para cometer el crimen tras enterarse de que tenía una nueva relación sentimental.

En el expediente de extradición se argumentó que días previos a la desaparición de la joven, el acusado compró material inflamable, realizó un seguimiento a la víctima y la noche del supuesto crimen la invitó a cenar.

Luego de la reunión la acompañó hasta su vivienda estudiantil, donde la habría asfixiado estrangulándola. Posteriormente, habría colocado su cuerpo en una maleta, le prendió  fuego y enterró en un bosque cercano.

La fiscalía francesa adjuntó reportes GPS de los movimientos que realizó Zepeda a bordo de un coche que alquiló a su llegada al país europeo. Además  presentó

imágenes de cámaras de seguridad de locales comerciales y copias de los recibos de las compras que realizó con su tarjeta de crédito.

EL DATO

La prensa francesa destaca que la defensa de Zepeda estará a cargo de Jacqueline Laffont, una destacada abogada que defendió al expresidente francés Nicolás Sarkozy en un caso de corrupción.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.