TOKIO.- La Nippon Hōso Kyōkai solicitó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones que sea obligatorio que los hogares informen si cuentan con televisores.

Según la prensa local, la propuesta de la NHK, que incluye también a quienes no han suscrito contratos con la televisora, tiene por objetivo reducir los costos de cobranza que realizan mensualmente.

También busca autorización para acceder a información personal de los usuarios que se encuentra en la base de datos de organismos de servicios públicos.

Los pedidos han encontrado una serie de reacciones negativas por parte de los miembros de un panel de expertos de la entidad gubernamental.

El artículo 64 de la Ley de Telecomunicaciones (vigente desde 1950) establece que toda persona, sin importar su nacionalidad,  que cuenta con un receptor de televisión se encuentra obligada a suscribir un contrato con la NHK independientemente si consume o no su programación.

La razón de la obligatoriedad del pago se basa en el hecho que la NHK es una red pública financiada por las Tarifas de Recepción que pagan por igual todos los televidentes del país.

Por ello, todo propietario de un televisor debe suscribir un Contrato de Recepción de señal con la NHK y cumplir con pagar la cuota correspondiente.

EL DATO

En el año fiscal 2019-2020 que culminó el 31 de marzo pasado, la recaudación de la NHK ascendió a 75.900 millones de yenes.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.