TOKYO – La Corte del Distrito de Tokio condenó a la pena de muerte a un nipón que estaba acusado de robo y asesinato.

Se trata de Shiraishi Takahiro (30) bautizado por la prensa como el “Asesino del Twitter” acusado de quitar la vida a nueve personas que conoció a través de esa conocida red social.

Todas las víctimas habían expresado su decisión de suicidarse y el condenado los asesinó y luego descuartizó sus cuerpos. Los restos fueron hallados en su vivienda ubicada en el distrito de Zama (Kanagawa) en 2017.

La defensa de Shiraishi solicitaba la absolución de los cargos argumentando que padecía de incompetencia mental cuando perpetró los asesinatos.

Tras ser detenido el condenado fue sometido a varios meses de evaluación psiquiátrica que determinaron que  era imputable de sus hechos.

En la confesión del acusado, todas las víctimas se resistieron cuando él procedía a estrangularlas. Sin embargo, su defensa argumentó que se trató de “reflejos condicionales” propios de seres vivientes.

Del mismo modo, Shiraishi precisó que estranguló y posteriormente descuartizó a ocho mujeres y un hombre cuyas edades oscilaban entre los 15 y 26 años de edad.

En octubre de 2017, la policía dio con el paradero de Shiraishi luego que el hermano de una de las víctimas de 23 años de edad reportó su desaparición. 

Él logró acceder a la cuenta de su hermana en Twitter donde descubrió que había pactado un encuentro en la vivienda de Shiraishi.

Cuando las autoridades revisaron su vivienda hallaron restos humanos en neveras portátiles.

EL DATO

Hace unas semanas, Shiraishi manifestó que de ser condenado a la pena capital no apelaría.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.