TOKIO.- El gobierno del Japón anunció el cierre de sus fronteras para evitar contagios de la variante británica del nuevo coronavirus. 

A solicitud del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar se ha decidido suspender el ingreso de viajeros procedentes de cualquier país del mundo.

Esta prohibición no se aplicará a nipones y extranjeros residentes en el país  que realicen viajes de negocios breves a 11 países y territorios con los cuales Japón ha suscrito acuerdos.

Hasta octubre pasado, Japón permitía el ingreso de visitantes extranjeros que tenían previsto una estadía mínima de tres meses con la condición que se sometan a una cuarentena de 14 días.

Tras la aparición de la nueva cepa británica, el gobierno nipón prohibió el ingreso de visitantes procedentes del Reino Unido y Sudáfrica. Ahora amplió la medida a los extranjeros de todas las nacionalidades con visado de largo plazo.

Los japoneses y extranjeros residentes (con permiso de “re-entry”) podrán ingresar luego de un período de cuarentena de 14 días. Transcurrido el período no podrán utilizar el transporte público para abandonar el aeropuerto.  Además deberán acreditar que no se encuentran infectados con una prueba tomada a 72 horas de su partida.

Aquellos extranjeros con visa de residencia que han viajado al Reino Unido en los 14 días previos a su arribo a Japón deberán suscribir un compromiso.

Japón suspenderá las emisiones de visados. Aquellos extranjeros que la obtuvieron con anterioridad se encuentran autorizados a utilizarla para ingresar al país.

Las nuevas medidas se aplicarán desde este LUNES 28 DE DICIEMBRE HASTA FINALES DE ENERO DE 2021.

EL DATO

Ayer se confirmaron los primeros casos de infectados con la variante británica del nuevo coronavirus en el Japón. Todos llegaron procedentes del Reino Unido.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.