TOKIO.- La filial nipona de una cadena de restaurantes estadounidense anunció que no suspenderá operaciones durante la declaración de emergencia sanitaria en cuatro jurisdicciones por el incremento de casos del nuevo coronavirus.

Se trata de Kentucky Fried Chicken que precisó que sus 370 establecimientos que operan en Tokio, Saitama, Chiba y Kanagawa continuarán atendiendo al público.

Del mismo modo refieren que acatarán la solicitud del gobierno central de reducir el horario de atención hasta las 8 de la noche.

EL DATO
El Kinkyūjitaisengen estará vigente entre el 8 de enero hasta el 7 de febrero en el área metropolitana y tres prefecturas ubicadas en la región de Kanto.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.