TOKIO.- El Gobierno del Japón anunció el fortalecimiento de los controles inmigratorios  para evitar contagios del nuevo coronavirus.

A través de un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores precisa que durante la vigencia del estado de emergencia toda persona que quiera ingresar tendrá que presentar una prueba PCR negativa en COVID-19 realizada 72 horas antes de su llegada al país.

A su arribo se les tomará una prueba para confirmar que no se encuentran infectados con el nuevo coronavirus.

“Quienes no presenten el certificado serán trasladados a instalaciones de cuarentena designadas. Transcurridos tres días se les realizará otro test de la COVID-19. Si el resultado es negativo, podrán abandonar las instalaciones pero deberán instalar la aplicación  COCOA para que continúen los días restantes de las dos semanas de cuarentena en sus hogares u hoteles”, precisan.

La medida se aplicará a partir del miércoles 13 de enero hasta el 7 de febrero tanto a ciudadanos japoneses, extranjeros residentes y extranjeros que arriben por primera vez.

EL DATO

Desde la apertura de fronteras en el último trimestre de 2020 los japoneses, extranjeros que llegaban por negocios, los estudiantes de once países y regiones, y los países que no figuran en el veto migratorio estaban eximidos de certificar un test PCR previo.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.