TOKIO.- El primer ministro Suga Yoshihide emitió una declaración de emergencia en siete prefecturas que vienen experimentado un incremento de contagios del nuevo coronavirus.

Le medida abarcará las jurisdicciones de Osaka, Hyogo, Kioto, Aichi, Gifu, Fukuoka y Tochigi que se sumarán a Tokio, Chiba, Saitama y Kanagawa que se encuentran en emergencia desde el pasado 8 de enero. 

“Tomaremos medidas antes de que la infección se extienda del área metropolitana a todo el país”, manifestó el mandatario quien precisó que la medida estará en vigencia hasta el 7 de febrero. 

El jefe de gobierno invocó a la población a cooperar en las medidas de prevención de infecciones.

“Solicitamos el recorte del horario comercial de los restaurantes, abstenerse de salir innecesariamente, restringir la realización de eventos y reducir la asistencia en un 70% a través del teletrabajo”, precisó.

Del mismo modo, destacó la importancia que tanto autoridades como la población cooperen para que las medidas sean efectivas.

“En el futuro, se establecerá una nueva reunión entre el gobierno nacional y cada prefectura sujeta a la declaración (de emergencia) y a través de discusiones cada gobierno local tomará medidas basadas en las condiciones reales de la región, y el gobierno nacional brindará el máximo apoyo necesario”, concluyó.

 

SIN CONFINAMIENTO OBLIGATORIO

A diferencia de países occidentales, la aplicación de la declaración de emergencia en Japón no implica confinamiento obligatorio.

Las autoridades solo pueden invocar a la población a permanecer en casa evitando salidas innecesarias.

Las escuelas continúan operando con normalidad y las empresas promueven el teletrabajo de sus empleados.

Las siete prefecturas incluidas en la declaración de emergencia se acogerán a las mismas medidas aplicadas en el área metropolitana de Tokio y tres jurisdicciones de la región de Kanto.

Amparados en la Ley de Medidas Especiales contra la Nueva Influenza, será posible solicitar a los restaurantes con alto riesgo de contagio que acorten su jornada laboral.

Los gobernados estarán facultados a solicitar que los restaurantes cierren a las 8:00 pm y que la venta de bebidas alcohólicas se realice entre las 11:00 am y 7:00 pm. 

Aquellos negocios que no cumplan con la solicitud no podrán ser sancionados pero las autoridades pueden publicar los nombres de los negocios.

Del mismo modo, los negocios que se acojan a las solicitudes podrán recibir un máximo de 60.000 yenes por día durante el tiempo que dure la declaración de emergencia.

Sala situacional Japón

EL DATO

El primer ministro celebrará una conferencia de prensa esta noche donde argumentará las razones de la nueva declaración de emergencia.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.