TOKIO.- Un operador ferroviario reportó su primera pérdida en sus ganancias desde 2003 debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Se trata de Jeiāru Nishi-Nihon que registró una pérdida neta consolidada de 161.842 millones de yenes en el semestre abril-diciembre de 2020. 

A través de un comunicado destaca también que sus ventas totalizaron unos 645.044 millones de yenes, que representan una reducción interanual del 44%.

Del mismo modo, precisan que los ingresos de sus operaciones de shinkansen (tren bala) cayeron a un 30% mientras que los ingresos de las líneas de tren ordinarias se disminuyeron en un promedio del 60%.

Atribuye el resultado a la disminución de la demanda por las solicitudes gubernamentales de evitar salidas esenciales y trabajar desde casa para evitar contagios de COVID-19.

EL DATO

En 2019 la JR West registró un beneficio neto de 117.113 millones de yenes.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.