TOKIO.- El Gobierno evalúa reducir el número de teléfonos públicos por la expansión de los móviles y los altos costos de mantenimiento.

Según el ministro de Asuntos Internos y Comunicaciones,  Takeda Ryota, realizará las consultas debidas con el Consejo de Información y Comunicación habida cuenta que existe una legislación vigente que garantiza su existencia.

Al estar considerado como un servicio universal de interés para todos los ciudadanos, se encuentra vigente la ordenanza que estipula que se debe instalar una unidad cada 500 metros cuadrados en el área de la ciudad y una unidad cada 1 kilómetro cuadrado.

“Buscaremos una salida legal priorizando su ubicación en los refugios de evacuación en caso de un desastre al mismo tiempo que reduciremos su número en las ciudades”, expresó. 

EL DATO

Actualmente existe un total de 150.000 teléfonos públicos en todo el país, cifra que incluye a unas 40.000 unidades instaladas por las empresas privadas.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.