TOKIO.- La Policía Metropolitana reportó la detención de un extranjero sospechoso de realizar prácticas médicas ilegales en el archipiélago nipón.

Se trata del peruano Sakoda Vega Hiroshi Gabriel 「サ ル」de 26 años de edad con residencia y profesión inciertas.

Según la prensa local, el detenido que no contaba con licencia realizó aplicaciones intravenosas a varias personas que se encontraban bajo los efectos de drogas estimulantes.

Entre julio y octubre pasado, supuestamente suministró inyecciones a seis personas, entre adolescentes y adultos consumidores de kakuseizai o drogas estimulantes.

Las ilegales actividades de Sakoda Vega se conocieron luego que protagonizó una discusión con uno de sus clientes de nacionalidad japonesa a quien proporcionó sus servicios en un hotel de la capital japonesa.

Al ser detenido quien confesó haber aplicado inyecciones en una decena de oportunidades aseguró que contaba con título de médico expedido por la Universidad de Kioto.

La policía realizó las consultas y descubrió que Sakoda Vega no había realizado estudio alguno y la identificación que utilizaba era falsa.

Para contactar a sus potenciales clientes, el peruano utilizaba aplicación “Telegram” que automáticamente elimina los mensajes para no dejar rastros.

La policía sospecha que el Sakoda Vega ha realizado varias cirugías simples como extirpación de pequeños tumores y aplicaciones intravenosas en los últimos meses.

REINCIDENTE

En 2016, fue arrestado por hacerse pasar como policía y multar a una conductora en la prefectura de Aomori.

Al volante de un vehículo con una luz intermitente y una sirena intervino a la mujer para increparle que había cometido una infracción a la ley de tránsito.

EL DATO

Sakoda Vega había sido arrestado previamente por estadía irregular en el país.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.