TOKIO.- La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) desaconsejó la utilización de un antiparasitario en la prevención o el tratamiento del coronavirus por fuera de ensayos clínicos controlados porque no se ha comprobado su  eficacia y la inocuidad.

Se trata de la Ivermectina que en los últimos meses ha alcanzado popularidad en las redes sociales donde es presentada como la cura milagrosa del COVID-19.

A través de un comunicado, la entidad precisa que ha revisado “la evidencia más reciente” sobre su uso para la prevención y tratamiento del nuevo coronavirus y no existe base científica.

“Estudios no clínicos evidenciaron que la ivermectina podría bloquear la replicación del coronavirus, pero solo con el uso de concentraciones mucho más altas que las logradas con las dosis autorizadas actualmente. Pero en ensayos clínicos tuvieron diferentes resultados ya que algunos no mostraron ningún beneficio y otros un beneficio potencial”, destacan.

La utilización de la ivermectina se ha extendido durante la pandemia no solo para tratar a enfermos de la COVID-19, sino también con fines preventivos, específicamente en América Latina.

EL DATO

La Ivermectina (イベルメクチン) fue desarrollada en la década de los sesenta por el profesor emérito de la Universidad de Kitasato,  Omura Satoshi, por el cual ganó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2015. Ha demostrado su eficacia para erradicar las infecciones parasitarias en África y otras regiones. 

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.