TOKIO.- El gobernador de Okinawa, Tamaki Denny, anunció la ejecución de nuevas medidas destinadas a combatir el incremento de casos del nuevo coronavirus.

En rueda de prensa precisó que pese a las invocaciones realizadas en las últimas semanas, la población ha retomado sus actividades dejando de lado los protocolos sanitarios recomendados.

“Se han incrementado las reuniones, cenas, asistencia a bares, fiestas de graduaciones  que han provocado un nuevo brote (de COVID-19). No tenemos otra alternativa que anunciar medidas especiales de emergencia para contener la rápida propagación de la infección”, dijo.

Entre ellas se encuentra la solicitud a los restaurantes y bares del centro y sur de la isla principal de Okinawa para que reduzcan sus horarios comerciales.

“A partir de mañana (jueves) 1 de abril hasta el 21 de abril la venta de bebidas alcohólicas se podrá realizar hasta las 8 de la noche y la atención será hasta las 9 de la noche”, dijo.

Del mismo modo, Tamaki sostuvo que si no se logra controlar las infecciones considerarán tomar medidas más contundentes.

“Nos gustaría pedirles su cooperación en las medidas de control de infecciones que todos y cada uno de ustedes pueden tomar para lograr una isla segura y protegida”, concluyó.

EL DATO

Hoy miércoles Okinawa confirmó 111 nuevos positivos.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.