TOKIO.-  El gobernador de Kanagawa, Kuroiwa Yuji, dio a conocer que evalúan solicitar al gobierno central que apruebe la declaración de MAN’EN BŌSHI SOCHI (semiemergencia sanitaria) por el incremento de nuevos contagios de COVID-19. 

Ayer miércoles, la prefectura vecina a Tokio confirmó 205 nuevos infectados, cifra que supera los 200 por primera vez desde el 6 de febrero pasado.

“Nos encontramos en una situación muy preocupante (…) los contagios están incrementándose y son los jóvenes entre 20 y 30 años de edad los que están contrayendo el virus”, dijo. 

Otras dos prefecturas como Saitama y Aichi también ultiman realzar la misma solicitud.  

La declaración de MAN’EN BŌSHI SOCHI faculta a los gobernadores el poder aplicar una serie de medidas y aplicar sanciones sin necesidad de establecer un estado de emergencia. 

Ello significa que sus autoridades podrán elegir las ciudades y localidades que estarán sujetas a las medidas más estrictas tales como ordenar a los restaurantes y bares a culminar sus operaciones a las 8 de la noche. Quienes no acaten la solicitud podrán recibir una multa de hasta 200.000 yenes 

Del mismo modo,  aquellas personas que se nieguen a ser hospitalizadas podrán ser multadas hasta por 500.000 yenes mientras que quienes se nieguen a participar en las encuestas epidemiológicas hasta con 300.000 yenes.

EL DATO

Las medidas de precaución sanitaria se encuentran vigentes  en Miyagi, Hyogo, Osaka, Kioto y Okinawa hasta el 5 de mayo mientras que en Tokio hasta el 11 de mayo.

  © Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.