TOKIO.- Un superviviente a la enfermedad de Hansen (lepra) fue el encargado de cerrar el relevo de la antorcha olímpica en la prefectura de Kagawa.

Se trata de Matsumoto Tsuneji (89) quien expresó su deseo de un mundo sin prejuicios y discriminación.

Cumplió el último tramo en silla de ruedas debido a que perdió la vista por la enfermedad. Estuvo acompañado por el personal del Sanatorio Nacional Ooshima Seishōen especializado en pacientes de la enfermedad de Hansen.

“Nosotros, los enfermos de lepra, no  pudimos salir de la isla durante mucho tiempo debido a la falsa política de cuarentena del país.  Solo lo hicimos en 1996 cuando terminó la política de aislamiento”, expresó.

Matsumoto fue trasladado al sanatorio tras desarrollar los síntomas de la lepra cuando cursaba el quinto grado de primaria.

“He sido víctima de discriminación durante toda mi vida (…) no podía salir a la calle(…) Todo el mundo tiene miedo a las cosas que no puede ver. Ello solo conduce al prejuicio y discriminación”, dijo.

EL DATO

Matsumoto confesó que la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 lo deprimió y que este año de espera significó para el triple para él. Pero ahora que pudo participar en el relevo su felicidad se ha triplicado.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.