TOKIO.-  El alcalde de una ciudad en la prefectura de Osaka presentará su renuncia al cargo tras haber sido cuestionado por instalar una sauna personal en su oficina.

Se trata de Tomita Hiroki (44), burgomaestre de la ciudad de Ikeda, quien además implementó el ambiente con equipos de gimnasio.

“ Lamento profundamente las molestias ocasionadas por el problema de la sauna. Me disculpo sinceramente por causar preocupación y confusión. Como responsabilidad y culpa de los disturbios, dimitiré a mi cargo de alcalde después de que los ancianos hayan sido vacunados”, manifestó en rueda de prensa.

EL DATO

La Asamblea Legislativa de la ciudad iba a presentar una moción de censura si Tomita no renunciaba al cargo el lunes.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.