TOKIO.- Las autoridades de una ciudad ubicada en la región de Chūbu han sido criticadas por destinar millones de yenes para la elaboración de un monumento.

Se trata de la localidad de Noto ubicada en Ishikawa que ahora exhibe una estatua con la forma de un calamar gigante en la estación de Ika.

Los pobladores han criticado el gasto de 25 millones de yenes en plena pandemia del nuevo coronavirus.

En su defensa, las autoridades precisan que se realizó con fondos destinados a la revitalización regional para aquellos municipios que se han visto afectados económicamente por la crisis de COVID-19.

Justifican la construcción argumentando que reportará ingresos económicos gracias a la promoción turística.

EL DATO

La ciudad de Noto es famosa por sus calamares y la estatua elaborada de unos doce metros de largo se inspira en su yurukyara (mascota).

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.