TOKIO.- Un luchador de sumo que violó el protocolo sanitario para evitar contagios del nuevo coronavirus recibió una ejemplo sanción del ente rector del tradicional deporte nipón.

Se trata del Ozeki Asanoyama quien ha sido suspendido un año por incurrir en repetidas visitas nocturnas a un establecimiento de bebidas alcohólicas. 

La medida que impedirá que el luchador participe en seis competencias también afectará su rango en el sumo y perderá la categoría.

También sufrirá el recorte del 50% de su salario durante seis meses.

EL DATO

Un medio informativo reveló que Asanoyama realizó al menos una decena de visitas al establecimiento antes del inicio del Torneo de Año Nuevo 2021.

 © Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.