TOKIO.- La Policía Prefectural de Gifu reportó la detención de un extranjero sospechoso de violar la Ley de Inmigraciones y Reconocimiento de Refugiados.

Según la prensa local se trata de un peruano de 66 años de edad cuya identidad no fue revelada y reside en la ciudad de Kaizu.

El extranjero residía en calidad de overstay (sin contar con visado) desde hace el 9 de septiembre de 1992 cuando ingresó al país con un pasaporte falsificado.

Ayer miércoles, el peruano que realizaba labores agrícolas se entregó voluntariamente en la delegación policial de Kaizu.

EL DATO

El extranjero manifestó a la policía `Perū ni kaeritai’「ペルーに帰りたい」 (quiero regresar al Perú).

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.