TOKIO.-  Las autoridades sanitarias dieron a conocer que suspenderán  el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus de Moderna al detectarse anomalías en su composición. 

A través de un comunicado, Koseirodosho precisa que el 16 de agosto se reportaron que unos  39 viales no utilizados presentaban sustancias extrañas.

“Se encontró un trozo de goma en las vacunas. Aparentemente se filtró en el proceso de colocar un tapón de goma en el vial”  refieren.

El ministerio destaca que si bien el riesgo de seguridad no es significativo ha decidido solicitar a cada instalación que suspenda su uso.

Las vacunas observadas fueron enviados a Takeda Pharmaceutical Company, a cargo de la venta y distribución en el país, para su análisis.

Como medida de previsión se ha suspendido el uso de los lotes 300467, 300734 y 3004956 de la vacuna que fue fabricada por la farmacéutica española Robi. 

Por su parte, Takeda refiere que los lotes habían sido distribuidas a 863 establecimientos ubicados en Ibaraki, Saitama, Tokio, Gifu y Aichi.

“Se ha solicitado una investigación de emergencia a la firma de biotecnología estadounidense (Moderna) e instamos a las instituciones médicas y otras entidades a no usar ninguna dosis de la vacuna que se muestre anormal, incluso para dosis no sujetas a la suspensión”, destacan.

El secretario jefe del gabinete, Katsunobu Kato, manifestó en rueda de prensa que no se habían reportado casos de problemas de salud relacionados con las inyecciones presuntamente contaminadas que fueron administradas.

EL DATO

Japón ha suscrito un contrato con Moderna para recibir 50 millones de dosis de vacunas.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.