TOKIO.- Las autoridades sanitarias de Kanagawa reportaron el hallazgo de una sustancia extraña en un frasco de la vacuna contra el nuevo coronavirus de Moderna. 

A través de un comunicado precisan que un profesional de la salud encontró varias partículas negras en un vial cuando comprobaba sí habían irregularidades antes del uso de la vacuna.

“El distribuidor nacional de la vacuna, Takeda Pharmaceutical Co Ltd, había recogido el vial con el presunto contaminante”, refieren.

También dan cuenta que se ha suspendido el uso del resto del lote hasta que concluya la investigación. 

Unas 3.790 personas ya han sido inoculadas con vacunas del mismo lote y no se han reportado problemas de salud en los receptores. 

EL DATO

Japón ha suspendido el uso  de 2,63 millones de vacunas de Moderna que fueron distribuidas a Ibaraki, Saitama, Tokio, Gifu, Aichi, Okinawa y Gunma.

 © Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.