TOKIO.- El gigante inmobiliario chino Evergrande adeuda más de 300 mil millones de dólares a bancos, instituciones financieras, tenedores de bonos, miles de proveedores, entre otros. 

La entidad que personifica la histórica burbuja crediticia china realizó préstamos y gastó muy generosamente. 

Especialistas afirman que operaba entre activos inflados, especulación y malas inversiones que fueron imprudentemente financiadas con deuda. 

Las acciones asiáticas y europeas cayeron el lunes por las crecientes preocupaciones sobre la solvencia del grupo inmobiliario.

¿Acaso estamos cerca a otra crisis económica internacional como la ocurrida en 2008/2009? 

EL DATO

Hoy martes la Bolsa de Valores de Tokyo abrió a la baja. Ayer no operó por ser feriado nacional.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.