TOKIO.- Un nuevo fabricante automotor nipón suspenderá su producción nacional por la escasez de componentes provocada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Se trata de Daihatsu que tiene previsto aplicar la medida en varias de sus plantas que operan en Osaka, Kioto, Oita y Shiga.

La fábrica de Ryuo dedicada a la fabricación del SUV Rocky y los mini vehículos Tanto y Move se detendrá temporalmente entre el 1 y el 13 de octubre.

Por su parte, las instalaciones de Oyamazaki y Nakatsu dejarán de operar los días 1, 8 y 15 de octubre.

Finalmente, la fábrica de Ikeda estará paralizada entre el 11 y 15 de octubre.

EL DATO

Otros fabricante automotores nipones como Subaru y Toyota también suspenderán operaciones por falta de suministros.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.