TOKIO.- Hoy sábado el cielo tokiota experimentó en primer espectáculo natural característico de la estación otoñal.

Se trata del UROKO KUMO 「うろこ雲」(nubes de escamas), que se les conoce como cirrocúmulo, nubes de hielo compuestas horizontalmente por finas nubes algodonadas con pequeños flecos blancos ordenados regularmente en alineamientos o grupos, como si se tratara de una pieza de encaje.

Las nubes cirrocúmulos contienen principalmente cristales de hielo junto con algunas gotas de agua líquida, aunque se encuentran en un estado superenfriamiento, lo que significa que su temperatura está por debajo del punto de congelación, aunque permanecen líquidas. 

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.