TOKIO.- En una prefectura ubicada el norte de la capital nipona entró en vigor una singular ordenanza.

Se trata de Saitama que desde el 1 de octubre prohíbe moverse a las personas en una escalera eléctrica hasta llegar a su destino. 

La medida fue aprobada por unanimidad en abril pasado por la Asamblea Prefectural para instar a la población a cumplir las reglas de convivencia.

En esa oportunidad, el jefe de asuntos políticos del gobernante Jiminto, Nakayashiki Shinichi, manifestó que era importante ser contundentes con la población para alterar las prácticas que se ha vuelto tan generalizadas hasta convertirse en costumbre.

EL DATO

La ordenanza no es imperativa ni sanciona a quienes no la cumplen. 

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.