TOKIO.- El primer ministro Kishida Fumio anunció que  priorizará el aumento de los salarios a través de incentivos fiscales en el archipiélago nipón. 

Del mismo modo, durante la interpelación en el Parlamento, el mandatario precisó que por el momento no impondrá gravámenes más altos a las ganancias de capital y dividendos para abordar la brecha de ingresos existente en el país.

“Una prioridad a corto plazo sería colocar la economía sobre una base sólida con una relajación monetaria audaz, pasos fiscales flexibles y una estrategia de crecimiento pero hay otras cosas que debemos hacer primero, como reformar el sistema tributario para lograr aumentos salariales”, expresó.

El Jefe de Gobierno adelantó que evalúan empezar a ejecutar una reforma de los impuestos corporativos para ayudar a las empresas interesadas en aumentar los salarios.

“Ahora desarrollaremos varios pasos para redistribuir la riqueza (…) El orden en el que daremos estos pasos será crucial”, expresó.

Kishida había manifestado que iba a ajustar los impuestos sobre las ganancias de capital y los dividendos. 

Ayer domingo retiró esa promesa precisando que no cambiaría los impuestos sobre los ingresos por inversiones por ahora.

EL DATO

Analistas consideran que la actual tasa impositiva única del 20% solo beneficia a las personas con mayores ingresos en el país.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.