TOKIO.-  El principal fabricantes de condimentos nipón anunció el establecimiento de su octava fábrica de salsa de soja en Sudamérica.

Se trata de Kikkōman Corp. que producirá “shoyu honjozo” auténticamente elaborada en el Brasil.

La decisión se basa en que el país sudamericano concentra la mayor población mundial de descendientes de japoneses fuera del archipiélago.

Además porque los productores locales elaboran salsa de soja diferentes al agregarle edulcorantes para adaptarse al paladar local. También utilizan maíz y no harina.   

La salsa de soja honjozo, se elabora fermentando y envejeciendo soja utilizando microorganismos como la variedad de hongo koji.

A través de un comunicado precisan que la producción que estará cargo de Kikkōman Brasil se iniciará en noviembre.

“Con el inicio de la producción y el envío de la salsa de soja Kikkōman en Brasil, comenzaremos el desarrollo comercial a gran escala en América del Sur en el futuro”, destacan.

Hasta la fecha, Kikkōman ha estado importando y comercializando en países de América del Sur, salsa de soja elaborada en Estados Unidos y Singapur.

En 2018, inicia la fabricación en consignación y la venta de productos procesados ​​de salsa de soja en Brasil bajo la marca Kikkōman.

En marzo de 2020, adquieren todas las acciones de Azuma Kirin Indústria de Bebidas e Alimentos Ltda. (Azuma Kirin), el predecesor de Kikkōman Brasil, de Kirin Holdings Company, Inc. para  convertirla en una subsidiaria, y comenzó la entrada a gran escala en el mercado brasileño.

Kikkōman tiene dos bases de producción en el extranjero para la salsa de soja, una en los Estados Unidos, una en Europa y cuatro en Asia, y Kikkōman Brasil será la octava base de producción en el extranjero para la salsa de soja salada.

EL DATO

La fábrica de Kikkōman Brasil se encuenta ubicada en Campinas, Sao Paulo.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.