TOKIO.- Hoy lunes 15 de noviembre se celebra el “Shichi Go San”「七五三  (Siete Cinco Tres’) un ritual sintoísta que tiene como protagonistas a los más pequeños de la casa. 

Es la ocasión para que las familias lleven a los niños a un santuario para rezar por su buena salud y crecimiento. Las niñas lo celebran a la edad de tres y siete años, y los niños, a los tres y a los cinco años.

Los orígenes de la celebración se remontan a la antigua aristocracia nipona. A la edad de tres años, se dejaba de rapar la cabeza a niños y niñas, porque a partir de entonces ya podían dejarse crecer el cabello.

A la edad de cinco años, los pequeños vestían su primer ‘hakama’ (especie de pantalón largo con plieges) en sociedad. A los siete años de edad, las niñas empezaban a utilizar un ‘obi’ (faja ancha de tela) para sujetar el kimono.

Estas celebraciones se extendieron a las clases populares quienes empezaron a visitar los santuarios para rezar por la buena salud de sus hijos e hijas. 

En la actualidad las familias japonesas que tienen hijos de tres, cinco y siete años celebran el ritual. Se realiza el día quince del undécimo mes, porque era considerada como un día de augurio en tiempos antiguos.

Además se afirma que el quinto shōgun Tokugawa Tsunayoshi realizó una serie de ritos para su hijo Tokumatsu en la fecha.

EL DATO

En Japón el número 15 es considerado de buena suerte. La suma de 3+5+7 da como resultado esa cifra. Por ello la celebración con los engreídos de la casa.

© Noticias Nippon 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.