TOKIO.- La administración del primer ministro Kishida Fumio decidió recortar la paga extraordinaria que reciben en invierno y verano de los empleados públicos.  

La medida se incluirá en las recomendaciones que se enviarán al Parlamento para que sea debatida y aprobada en la próxima sesión extraordinaria.

Medios locales destacan que se reducirán las bonificaciones en 0,15 meses de salario en comparación al año previo hasta los 4,30 meses.

De aprobarse será el segundo año consecutivo donde los burócratas nipones verán reducidos sus “bonas” aunque su remuneración mensual no sufrirá cambios.

EL DATO 

La reducción no se aplicará este 2021 porque la reforma no será promulgada antes del 1 de siembre que es la fecha de referencia para el inicio de pagos de bonificaciones de invierno en el sector públicos.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.