TOKIO.-  El primer ministro Kishida Fumio anunció que evalúan fortalecer los controles inmigratorios “que darán a conocer en su momento” para evitar la propagación de una nueva cepa de COVID-19.

“Desde la medianoche del día 28 de ayer, se ha suspendido el ingreso de visitantes extranjeros procedentes de nueve países entre ellos Sudáfrica.  Sin embargo, dado que hay preocupación para expandirse la nueva cepa a nivel global, todavía estamos considerando fortalecer aún más las medidas fronterizas, y nos gustaría anunciarlas en el momento apropiado”, dijo.

También refirió que la Organización Mundial de la Salud ha calificado a la nueva cepa Omicron como preocupante.

“Está siendo verificada por expertos en vacunas y agentes terapéuticos. Sin embargo, en la actualidad, estamos considerando iniciar la vacunación (de la dosis de refuerzo) según lo planeado”, agregó.

EL DATO

La nueva variante de COVID-19 bautizada como ómicron surgió en Sudáfrica. Ya se han reportado casos en Bélgica, Reino Unido, Alemania, República Checa, Italia, Países Bajos y Dinamarca.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.