TOKIO.- El primer ministro Kishida Fumio se comprometió a proporcionar un apoyo nutricional de 300 mil millones de yenes  durante los próximos tres años para liderar los esfuerzos para mejorar la situación nutricional en países en vías de desarrollo.

El anuncio lo realizó durante su alocución en la inauguración de la Cumbre de Nutrición de Tokio donde se presentaron cientos de acciones concretas para combatir la malnutrición. 

La pandemia de COVID-19 ha empeorado la seguridad alimentaria en el mundo, provocando que el número de menores con malnutrición grave se haya incrementado en 13,6 millones desde el inicio de la crisis sanitaria mundial.

El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó que la cantidad de personas que sufren hambruna ha crecido en un 20 % durante el último año, con más de 41 millones de personas más en riesgo de muerte por malnutrición.

Los países participantes se comprometieron a destinar un total de 27.000 millones de dólares en los próximos tres años a esa causa.

La Cumbre de Nutrición de Tokio 

contó con la participación telemática de representantes de Naciones Unidas, el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud y de unos 80 países.

EL DATO

Kishida Fumio anunció que Japón donará 10 millones de vacunas a África a través del mecanismo Covax de Naciones Unidas.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.