TOKIO.- El Ministerio de Salud anunció el endurecimiento del protocolo sanitario en las estaciones de cuarentena de aeropuertos y puertos del archipiélago nipón.

Según Koseirodosho, desde el lunes 13 de diciembre se considera “contacto cercano” de la variante Ómicron a todos los pasajeros que arriban al país independientemente si se confirma que alguno de los pasajeros del mismo vuelo arroja positivo a la nueva cepa.

De esta manera, todos los pasajeros, independientemente de su nacionalidad, deberán desarrollar una cuarentena en los alojamientos designados por las autoridades.

La decisión busca tener localizado al viajero antes de que se produzca la secuenciación del genoma, que toma entre cuatro a cinco días, para determinar si el pasajero está infectado con la variante Ómicron.

También para prevenir posibles infecciones comunitarias de la nueva cepa durante el período de observación.

Ello significa que no podrán ingresar al país hasta que se descarte que se encuentra infectado.

Hasta la semana pasada, los pasajeros en los mismos vuelos que los infectados con la variante Ómicron podían permanecer en sus viviendas tras su llegada, luego de notificarles que eran un “contacto cercano” porque una de las personas que se encontraba en el mismo vuelo dio positivo.

El pasado sábado, las autoridades sanitarias reportaron que un hombre de unos 40 años residente prefectura de Gifu se convirtió en  decimotercer caso de infección por Ómicron en Japón.

Llegó procedente de Sri Lanka. Había dado negativo en las pruebas PCR a su llegada pero cinco días después dio positivo mientras realizaba una cuarentena en su vivienda.

EL DATO

Hasta la fecha se han confirmado diecisiete casos de infectados con la variante Ómicron en el Japón

© NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.