TOKIO.- El Gobierno del Japón realizará su mayor contribución a un Fondo del Banco Mundial para ayudar a las naciones más pobres a recuperarse de las consecuencias de la pandemia de COVID-19.

“El mundo continúa enfrentando una crisis sin precedentes debido al COVID-19. Japón destinará unos 376,7 mil millones de yenes (unos $ 3,4 mil millones) a la Asociación Internacional de Fomento. Ahora es el momento de la solidaridad mundial”, manifestó el ministro de Finanzas, Suzuki Shunichi.

El aporte representa un aumento del 6,9% en el monto que cada tres años  otorga el Japón al AIF.

La AIF utilizará sus fondos para brindar asistencia a 74 países de bajos ingresos, a través de la entrega de vacunas, la creación de puestos de trabajo y la lucha contra el cambio climático.

Japón y otros donantes contribuirán con un total de $ 23.5 mil millones a la AIF mientras que el Banco Mundial destinará unos $ 93 mil millones para el fondo.

EL DATO

Fundada en 1960, la AIF proporciona ayuda a los países más pobres proporcionando donaciones y préstamos a bajo interés para proyectos y programas que impulsan el crecimiento económico y reducen la pobreza. 

©NoticiasNippon

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.