TOKIO.- Las autoridades sanitarias niponas reportaron el primer caso de una persona infectada con la variante Ómicron que no ha realizado un viaje reciente al exterior.

Se trata de una mujer de unos 30 años de edad quien labora en la estación de cuarentena del Aeropuerto Internacional de Kansai. 

La funcionaria habría contraído en virus en una instalación de cuarentena para pacientes de COVID-19 en Osaka.

El pasado miércoles 8, la mujer tuvo diarrea pero acudió a trabajar. El 10 y 11 descansó en su vivienda.No se ha revelado su historial de vacunación.

Se reincorporó a sus labores el domingo 12 pero mostró síntomas de fatiga, náuseas y tos. La prueba de PCR a la que fue sometida el 13 de diciembre confirmó que estaba infectada de COVID-19. 

Ayer jueves, la secuenciación del genoma confirmó que tenía la variante Ómicron. Actualmente se encuentra en condición estable en una institución médica.

Las seis personas con las cuales comparte el ambiente de trabajo han sido aisladas como precaución por ser considerada contacto cercano con la mujer. Ninguna ha mostrado síntomas de COVID-19.

De otro lado, el ministerio destaca también que unas tres personas que se encontraban realizando la cuarentena en la instalación donde desarrolla labores la mujer habían dado positivo a la cepa B.1.1.529.

EL DATO

Hasta la fecha se han confirmado diecinueve casos de infectados con la variante Ómicron en el Japón.

©NoticiasNippon

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.