TOKIO.- La gran mayoría de empresas japonesas otorgará las tradicionales “bōnasu” de fin de año a sus empleados pese a las dificultades económicas generadas por la pandemia de COVID-19.

Un sondeo de Teikoku Databank reveló que el 80,3% hará entrega de la paga extraordinaria de invierno.

Del mismo modo, refieren que el 18,5% tiene previsto incrementar el monto en comparación al 2020, el 42,2% lo mantendrá igual mientras que el 19,4% lo reducirá.

EL DATO

Entre el 19,7% de empresas que no otorgarán bōnasu se encuentran las dedicadas al turismo y al alojamiento.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.