TOKIO.- Más de una decena y media de gobernadores solicitaron al gobierno central que emita la declaración del Manen bōshi-tō jūten sochi (“medidas prioritarias para la prevención de la propagación”) por incremento de nuevos contagios de COVID-19.

Se trata de Hokkaido, Aomori, Fukushima, Tochigi, Ibaraki, Ishikawa, Shizuoka, Kioto, Hyogo, Osaka, Okayama, Shimane, Saga, Fukuoka, Oita y Kagoshima.

El anuncio lo realizó el portavoz gubernamental, Matsuno Hirokazu, quien precisó que la solicitud será analizada por el Gabinete.

Actualmente, la declaración se encuentra vigente en Okinawa, Yamaguchi y Hiroshima (hasta el 31 de enero) y en Tokio, Saitama, Chiba, Kanagawa, Gunma, Niigata, Gifu, Aichi, Mie, Kagawa, Nagasaki, Kumamoto y Miyazaki (hasta el 13 de febrero).

EL DATO
Bajo el estado de semiemergencia los gobernadores pueden limitar la movilidad (en las ciudades que crea conveniente) y las actividades de los establecimientos comerciales. Además estarán facultados a reducir el horario de funcionamiento de bares y restaurantes así como también prohibir la venta de alcohol.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.