TOKIO.- Otra cadena japonesa de restaurantes de comida rápida anunció la restricción de la venta de papas fritas por escasez de insumos.

Se trata de MosBurger que suspenderá temporalmente su comercialización en tamaños S y L.

“Nos encontramos en la negativa de abastecer el insumo debido a los retrasos en la distribución global por los efectos prolongados de la pandemia del coronavirus y el clima fuera de temporada”, refieren.

La medida se aplicará desde hoy jueves 10 de febrero en los 1.256 locales en todo el territorio nipón.

Se espera que las ventas se normalicen a mediados de marzo.

EL DATO

Esta semana McDonalds normalizó sus ventas de papas fritas en todo el Japón.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.