TOKIO.- El Gobierno del Japón decidió prorrogar la declaración de semiemergencia sanitaria COVID-19 en 17 prefecturas y levantarlas en otras cinco.

Desde la medianoche del lunes, el “Manen bōshi-tō jūten sochi (“medidas prioritarias para la prevención de la propagación”)” quedará sin efecto en Okinawa, Yamagata, Shimane, Yamaguchi y Oita, porque la situación de los contagios se ha estabilizado.

De otro lado, se extenderá en Saga, Kagoshima, Fukuoka, Hiroshima, Okayama, Kyoto, Hyogo, Osaka, Ishikawa, Shizuoka, Nagano, Tochigi, Ibaraki, Fukushima, Aomori y Hokkaido.

Estas jurisdicciones se sumarán a Nagasaki, Kumamoto, Miyazaki, Kochi, Kagawa, Mie, Gifu, Aichi, Kanagawa, Tokio, Saitama, Gunma, Niigata y Chiba.

La vigencia será hasta el 6 de marzo.

EL DATO

Bajo el estado de semiemergencia los gobernadores pueden limitar la movilidad (en las ciudades que crea conveniente) y las actividades de los establecimientos comerciales. Además estarán facultados a reducir el horario de funcionamiento de bares y restaurantes así como también prohibir la venta de alcohol. No hay confinamiento obligatorio.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.