TOKIO.- El primer ministro Kishida Fumio pidió a los países miembros del G-7 a “tratar adecuadamente las acciones de Rusia para no dejar lecciones falsas para otros países”. 

Del mismo modo, el mandatario anunció sanciones adicionales para aumentar la presión sobre Moscú que ha desafiado los llamados internacionales a la diplomacia.

En rueda de prensa, Kishida precisó que el nuevo paquete de sanciones incluye controles de exportación de semiconductores y otros productos.

También el congelamiento de los activos en poder de las instituciones financieras rusas y la suspensión de la emisión de visas para ciertas personas y entidades rusas.

EL DATO

Este mensaje sobre el “trato adecuado a Rusia” ha sido interpretado como dirigido a China que viene aumentando la presión militar sobre Taiwán. 

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.